Informacion de cirugias esteticas, curativas y reparadoras.

Mamoplastia de Reducción

Mamoplastia de reducción o reducción de senos consiste de una cirugía estética que busca reparar y reproporcionar el excesivo tamaño mamario conocido como Hipertrofia, o los pechos caídos llamados Ptósicos, además de los pechos de tamaño desproporcionados. Eliminando tejido graso, tejido mamario y piel; se busca como resultado pechos más firmes con aureolas más atractivas y joviales. Muchas son las consideraciones que se deben tomar, entre las cuales la lactancia resulta una de las más importantes.

Mamoplastia de Reduccion

Mamoplastia de reducción antes y despues

Existen diferentes casos que ameritan este tipo de intervención, cada uno con afecciones diferentes donde se toma en cuenta la edad, el peso corporal y el estado de salud física y psicológica de cada paciente, es por eso que reseñaremos los síntomas de las posibles candidatas:

  • Problemas por mala postura.
  • Entumecimiento de cuello, hombros y pliegues inferiores mamarios.
  • Erupciones
  • Estrías
  • Deformación por el volumen del pecho
  • Estiramiento de la piel
  • Estrías
  • Desubicación del pezón.
  • Pecho excesivamente caído.

Desproporción y asimetrías del pecho ya sean naturales o producto de una mastectomía, seria la principal afección de aquellas pacientes que sufren de este tipo de defecto.

La intervención se recomienda a pacientes las cuales se hayan desarrollado completamente y que deseen un alivio en cuanto a su aspecto físico y mental.

No se recomiendan estas intervenciones a personas con problemas mentales, de alcoholismo o consumo de estupefacientes, además de personas con problemas de peso, o de mala coagulación o a aquellas mujeres que pretendan amamantar en su futuro.

 

Pre operatorio.

Siendo la precaución enemiga de las malas decisiones, se recomienda buscar un centro asistencial, en conjunto de un medico, que pueda cubrir tus expectativas. El factor económico suele ser determinante y varia dependiendo del país o región.

Estudios médicos tales como mamografías, ecografías y radiografías de la columna serán un requerimiento básico para analizar el estado físico del paciente y ayudaran a dar un diagnóstico acertado como la posible técnica a utilizar.

Es recomendable:

  • Consultar con el médico sobre algún medicamento que se este suministrando
  • Dejar de fumar al menos con 2 meses de anticipación.
  • Ayunar diez horas antes de la operación.

Es recomendable también hablar detalladamente de la intervención con el cirujano, respondiendo cualquier intriga; como tipos de anestesias, consecuencias debido a las técnicas o a la edad, etapas de recuperamiento, etc.

 

Operación.

La intervención quirúrgica puede tener un estimado de tiempo de 2 a 4 horas, según sea el caso; puede ser bajos los efectos de la anestesia general o local según sea el tamaño del pecho y las recomendaciones del cirujano.

La cirugía consiste en la extracción de tejidos grasos y mamarios reubicando el pezón y la proporción del seno mediante suturas q generalmente se presentan alrededor de la aureola, en conjunto de otra incisión vertical que se dirige hacia la parte inferior del seno en donde se muestra otra a lo largo del pliegue intramamario.

Existen diferentes técnicas tales como:

  • Método Pedículo: en este método se reduce el tamaño y volumen del seno, las incisiones pueden ser en forma de T invertida o de L,  con la ventaja de que conserva la sensibilidad del pezón y funcionalidad ademas de otorgarle una mejor forma
  • Injerto libre de pezón: consiste en la separación del pezón, prosiguiendo con la extirpación del excedente del tejido mamario para la posterior reubicación del pezón. Este método trae como consecuencia la insensibilización de la zona del pezón.
  • Liposucción: en este método se succiona el tejido adiposo, teniendo como ventajas incisiones más pequeñas como consecuencias estéticas mas leves.

 

Post operatorio.

Luego de la cirugía la paciente permanecerá en el centro médico de 24 a 48 horas en donde se encargaran del cuidado de dos tubos que estarán en cada seno, estos para drenar sangre o cualquier fluido que se presente, además de la estricta observación del progreso del paciente. Posterior al retiro de los tubos y el vendaje se procederá al uso de un sujetador o brassiere, que modele y sitúe el pecho limitando el dolor a causa del movimiento.

El primer día se presentará fatigada, con inflamación y pérdida de la sensibilidad del pezón, con posibles dolores al perder los efectos de la anestesia, pero que disminuirán al transcurrir los días, además de estar apoyado por analgésicos recetados por el médico.

Luego del 4to día podrá ir retomando poco a poco la rutina diaria, evitando el exceso de movimiento así como levantar peso o acciones con los brazos en alto.

Para la sexta semana ya se puede reanudar a las actividades físicas así como a las actividades sexuales, claro está que cada paciente tiene un tiempo subjetivo de recuperación.

Luego del retiro de los puntos, se recomienda por un tiempo el uso consecuente del sujetador, como la consulta evolutiva de la parte medica.

 

Fuentes:

Mamoplastia de Reducción

http://es.wikipedia.org/wiki/Mamoplastia_de_reducci%C3%B3n

 Mamoplastia Reducción

http://www.susmedicos.com/i-reduccion.htm

 

Comentarios cerrados.